Síntomas de la policitemia vera

Compártelo!

En sus primeras etapas, la policitemia vera por lo general no causa ningún signo o síntoma. Sin embargo, cuando la enfermedad progresa, puede experimentar:

  • dolor de cabeza
  • mareo
  • prurito, especialmente después de un baño o una ducha caliente
  • enrojecimiento de la piel
  • dificultad para respirar
  • dificultad para respirar al acostarse
  • adormecimiento, hormigueo, ardor o debilidad en las manos, los pies, los brazos o las piernas
  • una sensación de llenura o hinchazón en el abdomen superior izquierdo debido a un agrandamiento del bazo
  • fatiga

Cuándo consultar a un médico

Pida una cita con su médico para una evaluación si usted presenta alguno de los signos o síntomas de la policitemia vera.

Debido a que la policitemia vera hace que la sangre se espese y reduce el flujo de sangre, aumenta su riesgo de desarrollar coágulos de sangre. Si se produce un coágulo de sangre en la cabeza, puede causar un derrame cerebral. Busque atención médica de emergencia si usted tiene alguno de los siguientes signos o síntomas de un accidente cerebrovascular:

  • Entumecimiento súbito, debilidad o parálisis de la cara, brazo o pierna – generalmente en un lado de su cuerpo
  • Dificultad repentina para hablar o entender el lenguaje (afasia)
  • Repentina visión borrosa, doble o disminución de la capacidad visual
  • Mareos repentinos, pérdida del equilibrio o falta de coordinación
  • Un dolor de cabeza repentino, severo o un dolor de cabeza inusual, que puede ir acompañado de rigidez en el cuello, dolor facial, dolor entre los ojos, vómitos o alteración de la conciencia
  • Confusión o problemas de memoria, orientación espacial o percepción

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí