La policitemia vera es una condición crónica que no se puede curar. El tratamiento se centra en la reducción de la cantidad de células sanguíneas.

Tratamiento de la policitemia


La policitemia vera es una condición crónica que no se puede curar. El tratamiento se centra en la reducción de la cantidad de células sanguíneas. En muchos casos, el tratamiento puede prevenir las complicaciones de la policitemia vera y disminuir o eliminar los signos y síntomas de la enfermedad.

El tratamiento puede incluir:

  • Extracción de sangre de las venas. Extraer una cierta cantidad de sangre de las venas en un procedimiento llamado flebotomía generalmente es la primera opción de tratamiento para las personas con policitemia vera. Esto reduce el número de células de la sangre y disminuye el volumen de la sangre, lo que hace que le sea más fácil a la sangre funcionar correctamente. La frecuencia con la que usted puede necesitar flebotomías depende de la gravedad de su policitemia.
  • Medicamentos para disminuir las células de la sangre. Para las personas con policitemia vera que no les sirve la flebotomía solamente, ciertos medicamentos, tales como la hidroxiurea (Droxia, Hydrea) o anagrelida (Agrylin), usados para suprimir la capacidad de la médula ósea de producir células sanguíneas pueden ser utilizados. El interferón alfa puede ser utilizado para estimular el sistema inmunitario a luchar contra el exceso de producción de células rojas de la sangre.
  • Bajas dosis de aspirina. Su médico le puede recomendar que tome una dosis baja de aspirina para reducir el riesgo de coágulos de sangre. Bajas dosis de aspirina también pueden ayudar a reducir el dolor del ardor en los pies o las manos.
  • Terapia para reducir el picor. Si usted tiene picazón molesta, el médico puede prescribir medicamentos, como antihistamínicos, o recomendar el tratamiento con luz ultravioleta para aliviar el malestar.
Diagnóstico Remedios caseros

Policitemia

La policitemia vera es un trastorno sanguíneo en el cual la médula ósea produce demasiados glóbulos rojos sanguíneos.

Leer más

Síntomas

En sus primeras etapas, la policitemia vera por lo general no causan ningún signo o síntoma. Cuando la enfermedad progresa, puede experimentar algunos síntomas.

Leer más

Causas

La policitemia vera se produce cuando una mutación en una célula de la médula ósea provoca un problema con la producción de células sanguíneas.

Leer más

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar policitemia vera incluyen tener una edad avanzada, ser hombre o tener un historial médico propenso.

Leer más

Complicaciones

Las posibles complicaciones de la policitemia vera incluyen coágulos de sangre, esplenomegalia, problemas de piel y trastornos de la sangre.

Leer más

Diagnóstico

La policitemia vera suele diagnosticarse usando análisis de sangre, una aspiración de médula ósea o biopsia o una prueba de mutaciones genéticas.

Leer más

Tratamiento

La policitemia vera es una condición crónica que no se puede curar. El tratamiento se centra en la reducción de la cantidad de células sanguíneas.

Leer más

Remedios caseros

Usted puede tomar medidas para ayudar a sentirse mejor si se le ha diagnosticado policitemia vera.

Leer más

Enlaces patrocinados:


Sitios relacionados

Generic placeholder image

La leucopenia provoca una disminución del número de leucocitos en sangre. Leer más


Generic placeholder image

La leucocitosis, caracterizada por un recuento alto de glóbulos blancos, es un aumento de las células que combaten las enfermedades que circulan en la sangre. Leer más


Generic placeholder image

La hemocromatosis hereditaria, una condición heredada, hace que el cuerpo absorba demasiado hierro de los alimentos que consume. Leer más


Generic placeholder image

La eosinofilia es una enfermedad en la que el nivel de eosinófilos, un tipo de glóbulo blanco de la sangre, está más alto de lo normal. Leer más


Generic placeholder image

La talasemia es un trastorno hereditario de la sangre caracterizado por tener un nivel de hemoglobina bajo y un número de glóbulos rojos menor de lo normal. Leer más

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. OK | Ver detalles