Tratamiento de la policitemia vera

Compártelo!

La policitemia vera es una condición crónica que no se puede curar. El tratamiento se centra en la reducción de la cantidad de células sanguíneas. En muchos casos, el tratamiento puede prevenir las complicaciones de la policitemia vera y disminuir o eliminar los signos y síntomas de la enfermedad.

El tratamiento puede incluir:

  • Extracción de sangre de las venas. Extraer una cierta cantidad de sangre de las venas en un procedimiento llamado flebotomía generalmente es la primera opción de tratamiento para las personas con policitemia vera. Esto reduce el número de células de la sangre y disminuye el volumen de la sangre, lo que hace que le sea más fácil a la sangre funcionar correctamente. La frecuencia con la que usted puede necesitar flebotomías depende de la gravedad de su policitemia.
  • Medicamentos para disminuir las células de la sangre. Para las personas con policitemia vera que no les sirve la flebotomía solamente, ciertos medicamentos, tales como la hidroxiurea (Droxia, Hydrea) o anagrelida (Agrylin), usados para suprimir la capacidad de la médula ósea de producir células sanguíneas pueden ser utilizados. El interferón alfa puede ser utilizado para estimular el sistema inmunitario a luchar contra el exceso de producción de células rojas de la sangre.
  • Bajas dosis de aspirina. Su médico le puede recomendar que tome una dosis baja de aspirina para reducir el riesgo de coágulos de sangre. Bajas dosis de aspirina también pueden ayudar a reducir el dolor del ardor en los pies o las manos.
  • Terapia para reducir el picor. Si usted tiene picazón molesta, el médico puede prescribir medicamentos, como antihistamínicos, o recomendar el tratamiento con luz ultravioleta para aliviar el malestar.

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí